EL SER HUMANO COMO PROBLEMA              "Soy humano, y nada de lo humano me es ajeno" Terencio
¿De dónde venimos?

1. LOS ORÍGENES DEL SER HUMANO.

2. DIFERENCIA ENTRE EL HOMBRE Y EL ANIMAL.

3. EL PROBLEMA NATURALEZA- CULTURA.

4. LA IMAGEN DEL SER HUMANO A LO LARGO DE LA HISTORIA.

¿Quiénes somos?

1. EL PROBLEMA MENTE- CEREBRO.

2. EL PROBLEMA DETERMINISMO- LIBERTAD

¿A dónde vamos?

1. EL SENTIDO DE LA VIDA.

2. EL FUTURO DE LA HUMANIDAD.

     ¿En qué nos diferenciamos de los animales?; ¿somos libres?, ¿qué significa animal racional?, ¿qué hace que seas tú mismo?, ¿cuál fue el primer ser humano y cómo era?, ¿cómo sabemos que estamos enamorados?, ¿eres tú quién decides lo que te pasa o tu vida tiene un sentido?, ¿ese sentido está aquí o en una vida futura?.

     1. LOS ORÍGENES DEL SER HUMANO Y EL ORIGEN DE LAS ESPECIES.

Entre 1831 y 1836, el investigador inglés Charles Darwin (1809-1882) realizó un viaje a bordo del velero «Beagle», viaje que marcó la dirección del trabajo científico para los tiempos inmediatos y para la autoimagen del ser humano. En su viaje, Darwin hizo escalas en Uruguay, Argentina, Chile y la cordillera de los Andes, las islas Galápagos, etc.. Allí recogió fósiles, observó, dibujó y disecó animales y plantas, estudió estructuras geológicas, etc..

En 1859, Darwin presentó un libro trascendental para la historia de la Biología: «El origen de las especies por medio de la selección natural». Las ideas vertidas en este libro acerca de la selección natural, la lucha por la vida, la evolución lenta y continua de los seres vivos, etc.., fueron bien recibidas por los especialistas, aunque se produjo una polémica con los que pensaban que los seres vivos no habían sufrido evolución y que las especies eran fijas e inmutables desde siempre. Tal polémica que enfrentó a fijistas ( que consideran que las especies permanecen inalterables desde la creación) y evolucionistas ( que consideran que las especies evolucionan unas en otras por mutación genética, adaptación al medio y selección natural) representó un arduo problema que se extiende hasta nuestros días y que enemista a quienes consideran que somos hijos de Dios o que pertenecemos a algo distinto de lo mundano y a quienes consideran que el ser humano es un animal más y que procede de ellos. Los fijistas preguntaban en el Museo del Hombre de París a los evolucionistas: ¿qué rigor científico podemos esperar de alguien que cree que su tatarabuelo era un mono?.

    Para explicar nuestro origen y el origen de las especies conocidas Darwin introdujo dos ideas: 1. La evolución se produce por una selección natural de las especies que mejor se adaptan a las condiciones del medio en que viven. 2.  Entre las especies que compiten por el lugar o el alimento en un determinado medio se produce una lucha por la vida en la que, inexorablemente, triunfan las especies mejor adaptadas y desaparecen las especies peor adaptadas.

    Darwin proporcionó multitud de datos que apoyaban su teoría, pero el mayor inconveniente de dicha teoría radicaba en que no explicaba cuáles eran las bases tanto bioquímicas como celulares de la evolución. Los estudios de Genética, iniciados por Mendel y continuados por De Vries y otros biólogos, ya en el siglo XX, subsanaron esta deficiencia de la teoría de Darwin. Hoy se acepta que la base bioquímica de la evolución radica en las denominadas mutaciones del ADN, son como errores en la herencia genética, que se producen al azar y que provocan cambios en los caracteres hereditarios de los individuos.

La mutación, base de la evolución.

Cuando los seres vivos se reproducen, transmiten a sus descendientes los caracteres hereditarios a través del ADN que aportan en los gametos. En el proceso de formación de los gametos, o en el mismo proceso de la fecundación, se pueden producir, por diversas razones, alteraciones químicas en el ADN. Si hacemos el esfuerzo de pensar que todo el proceso de la reproducción celular y de la fecundación es un conjunto de reacciones químicas muy complejas, no es difícil entender que dichas reacciones pueden fallar en algún momento y producir una alteración en el ADN.

Una mutación es una alteración en la información genética contenida en el ADN de un ser vivo. Las mutaciones que interesan desde el punto de vista evolutivo son las que se producen en los gametos, pues éstas son las que se transmiten a la descendencia. Toda mutación produce un cambio en un carácter hereditario.

Algunas mutaciones sirven para que una especie se adapte al medio mejor que otras. Por ejemplo, la mutación que supone la aparición de un dedo pulgar oponible al resto de los dedos representa para los primates una mejor adaptación al medio por la capacidad de manejo de objetos, capacidad de la que carecen otros monos que no han sufrido esta mutación. Por tanto, esas mutaciones beneficiosas mejoran la capacidad adaptativa de una especie, especie que se ve así favorecida por la selección natural.

También hay mutaciones dañinas, por lo que los individuos que las heredan no se adaptan y son desfavorecidos por la selección na­tural. Por ejemplo, la mutación que supone el daltonismo en algunas personas les puede ocasionar inconvenientes, ya que no pue­den distinguir los colores.

Finalmente, hay mutaciones indiferentes, es decir, que no producen perjuicio ni beneficio a los individuos o a las especies que las heredan.  (Adaptado del manual de Santillana: Naturaleza 8 Madrid. 1984)

La teoría sintética de la evolución coloca al ser humano como una especie más dentro de la naturaleza, surge así una gran pregunta ¿Qué es lo que nos diferencia de los animales?

                                                               SUBIR↑↑↑

2. DIFERENCIAS ENTRE EL HOMBRE Y EL ANIMAL.

La diferencia entre el hombre y los grandes monos antropoides es de un cromosoma, pero la diferencia entre el hombre y el animal en general es una diferencia de grado, es decir, que tienen las mismas capacidades y peculiaridades, sólo que el ser humano tiene más desarrolladas algunas. El ser humano es el animal más plástico, que más capacidad tiene de aprendizaje de todo el abanico de especies existentes, además es el que más capacidad tiene de adaptación a cualquier medio es capaz de vivir en el desierto, en el polo norte y hasta en el espacio.

La vida cultural es el rasgo diferencial más llamativo, a pesar de que existen sociedades de termitas en las que hay termitas reina, agricultoras o soldado, y sociedades también entre los mamíferos superiores, en el ser humano observamos un conjunto de realidades, lenguaje, leyes, instituciones, arte, religiones, que se ha producido a través de su vida en sociedad y que se transmite fundamentalmente por educación y no a través de la genética.

                                                                         SUBIR↑↑↑

3. EL PROBLEMA NATURALEZA CULTURA.

Tras todas las consideraciones anteriores, que de momento responden desde la ciencia a la pregunta por el origen del ser humano, se plantea un problema filosófico :  ¿Qué somos naturaleza o cultura?, ¿nuestra personalidad la determina la genética o la cultura?, ¿la orientación sexual es una cuestión genética o cultural?, ¿la diversificación sexual del trabajo es una cuestión genética, biológica o cultural?, ¿y la agresividad? ¿puede corregirse educacionalmente?.

Durante siglos se han querido relacionar con la genética cuestiones que tienen que ver más bien con la cultura (la estructura familiar, por ejemplo) y con la cultura, muchas cosas que parece que compartimos todos los seres humanos aunque no encontremos en los genes ( es el caso de la prohibición del incesto).

Tal problema es especialmente relevante y lo ha sido a lo largo de la historia por sus implicaciones políticas y éticas, si la agresividad es una cuestión de herencia genética entonces no cabría la rehabilitación de las personas agresivas y se impondría la necesidad de la cadena perpetua. Si hombres y mujeres tenemos más capacidad para unas u otras funciones biológicamente, parece obligado que nos dediquemos a aquellas para las que estamos más preparados y dejemos al otro sexo las suyas. Otra importante implicación tendría que ver con la libertad individual: ¿estamos determinados por nuestra herencia genética?, ¿lo estamos por nuestra herencia cultural? ¿hasta qué punto podemos modificar esto?. La cultura ¿es producto de un agente externo a la evolución o a la pura biología o fruto de una o varias mutaciones que nos han permitido adaptarnos al medio? ¿el hecho de que los seres humanos seamos capaces de asesinar a nuestros congéneres en masa o de crear tecnología también es una característica adaptativa?.

                                                                     SUBIR↑↑↑

HOME

 

Gracias por visitar esta página y por sugerir cómo mejorarla. Sandra Lagardera Muzás, profesora de filosofía de la Escuela de Arte Gran Canaria.

 


  EL ORIGEN DE LAS ESPECIES
Darwin estableció la teoría evolucionista de la selección natural


DEPREDADOR
En la sabana africana los herbívoros están en constante peligro, las especies mejor adaptadas para escapar de ellos son las que han sobrevivido.


MUTACIÓN
Un pequeño cambio en el ADN de un mono pudo suponer la aparición de un pulgar oponible, un gran cambio para la especie.

La historia más bella del hombre por:

Hubert Reeves, Rosnay, Coppens y Simonnet

"¿De dónde venimos? ¿qué somos? ¿Adónde vamos? Son las únicas preguntas que vale la pena plantearse. Cada uno ha buscado la respuesta a su modo, en el titilar de una estrella, el ir y venir del océano, la mirada de un niño...Hasta ahora sólo nos ofrecían una respuesta la religión, la fe, las creencias. Hoy también la ciencia tiene una opinión. "

Así comienza el libro La historia más bella del mundo de estos autores.